sobre mi

Soy Ros Martín,

educadora vocacional con 30 años de experiencia y apasionada en ayudar a los demás a descubrir el enorme potencial que tienen acompañándoles en su camino mientras me necesiten.

Además soy  madre de una hija de 20 años y un hijo de 18.

Desde pequeña siempre quise ser maestra y por eso estudié magisterio. Tuve la suerte de poder trabajar en un colegio, primero en educación infantil y después en primaria. Además he podido desarrollar otra gran parte de mí, la faceta creativa, como coordinadora y profesora de educación plástica.

Durante este tiempo, como me encanta aprender, continué con la licenciatura de psicopedagogía, máster en dirección y gestión para la calidad de centros educativos, mediación de centros educativos y me he certificado por la Positive Discipline Association como  educadora de  familias en  disciplina positiva porque lo considero un camino vivencial al cambio muy potente avalado por muchos años de éxito. Soy miembro de la Asociación de Disciplina Positiva de España y de la Positive Discipline Association .

Además, soy una de esas madres que acababa muchas veces agotada , observando cómo cambiaban mis hijos, usando herramientas que de repente, se quedaban obsoletas, con pensamientos y sentimientos frustrantes. Lo que me ayudó fue buscar ayuda, formación y aprendizaje continuo, en el que sigo.

Me gustaría mucho ayudarte desde mi experiencia porque viendo las cosas en este momento de mi vida, con una hija de 20 años y un hijo de 18, puedo evitarte un gran desgaste de energía en estrategias que claramente no dan resultado.

Por eso, he fundado creciendoconmishijos.com. Un espacio de crecimiento para los padres y madres que necesitáis ayuda en la educación de vuestr@s hij@s porque muchas veces, debido al bombardeo de información que os llega, no sabéis dónde acudir.

Ofrezco asesoramiento individual o grupal.

Cómo pienso

Creo profundamente en el poder del amor y el respeto, tanto a uno mismo como a los demás. He vivido múltiples experiencias que lo avalan, tanto en mi vida profesional y personal, como en las familias con las que he tratado.

Confío en el ser humano desde niño hasta adulto y en el enorme potencial que tenemos.

Para desarrollarlo y seguir creciendo veo imprescindible que trabajemos juntos porque entiendo que las personas somos seres sociales.

Todos podemos cambiar, si queremos. Sólo necesitamos las personas y herramientas adecuadas para que nos acompañen en este proceso.

He comprobado, que cuando cambiamos, crecemos y somos mejores con nosotros mismos, todo nuestro entorno también cambia.