¿Qué haces tú para cuidarte?

 

La mayoría de las madres cuando les pregunto:

¿Y tú cómo te cuidas?

Suelen responder:


“Pues mal, poco”

“Bueno, si, hago un poco de deporte a veces.”

“Es que no tengo tiempo de nada…”

“Cuando tengo un ratito, sólo quiero descansar.”

“No encuentro el momento.”

“Si por fín, hago algo que me gusta o quedo con amigos o amigas, estoy pensando en cuando volver a casa y cómo estarán los niños.”

 

Estás constantemente pendiente de todo lo que hay que hacer cada día en la casa y con tus hijos. Si además le añadimos el trabajo de cada uno parece una tarea imposible encontrar el hueco para ti.

Pero es FUNDAMENTAL PARA TU FAMILIA que te cuides. Y para eso hay algo que te puede ayudar muchísimo: aprender a organizarse.

Cuando haces los horarios familiares, tienes que poner obligatoriamente un tiempo para ti. Porque si los demás ven que tú te cuidas y te respetas, te van a respetar. Y es una manera de que tus hijas/os aprendan a hacer lo mismo.

Esos tiempos son fundamentales para ti. Y son fundamentales para ellos, porque el mejor regalo que les puedes hacer es cuidarte, que ellos te vean bien, que encuentres tu equilibrio, que encuentres tu punto de conexión contigo misma, que entiendas cómo eres en este momento de tu vida,.

En este sentido, recuerda que cuando tú estás bien, ellos están bien. Porque…

    • Cuando tú estás bien, encuentras la forma de comunicarte, de relacionarte.
    • Cuando tú estás bien y te conoces, encuentras cómo aplicar, por ejemplo, disciplina, cómo aplicar normas, cómo llegar a acuerdos, y cómo relacionarte  con mayor alegría y sobre todo, más relajada…

LA FALTA DE AUTOCUIDADO sólo lleva a generar estrés, ansiedad, cansancio…Lo que  hace que sea mucho más difícil controlarte y te puede llevar a  un “secuestro emocional “ o “ secuestro  de la amígdala” . En ese estado, sólo reaccionas . No mides ni piensas.

 

El secuestro de la amigdala , Es un término acuñado por Daniel Goleman en su libro de 1996 “La Inteligencia Emocional.”

Si te interesa el tema, en la última newsletter que reciben los suscriptores te lo explico un poco más.

 

Cuidándote  cada día consigues  LIDERAR a tu familia desde el AMOR y el RESPETO , fomentas la comunicación, la conexión y que sientan que pueden contar contigo.

Crece con tus hijos para poder acompañarlos mientras ellos crecen.

¡Qué tengas un buen día!

Y, si necesitas que te ayude, contacta conmigo.